Pacha, el orígen

Pacha 1973: el símbolo del cambio

Pacha Ibiza

“El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene, no debe quejarse si se pasa”, dijo el gran escritor español Miguel de Cervantes. Y en la España franco tardía se abrían importantes oportunidades para todo aquel que tuviera el suficiente olfato y coraje para aprovecharlas. En el verano de 1973 Ibiza estaba padeciendo una silenciosa mutación y el catalán Ricardo Urgell era uno de los pocos que lograban escuchar ese pequeño siseo del cambio.

No era la primera aventura de Urgell. Cinco años atrás, antes de cumplir los treinta, había abierto junto a su hermano Piti la discoteca Pachá en Sitges. Pero en aquella época la isla había seducido, gracias a su encanto virginal, a los ecologistas hippies. El festival de música de Woodstock de 1969 en el que participaron artistas como Jimi Hendrix, The Who o Joan Baez, había demostrado la gran capacidad de llamada que tenía la música para el movimiento hippie.

No hay mayor metáfora del cambio que la transformación arquitectónica de la típica casa pagesa de la isla en una de las discotecas más importantes del mundo. Aquel verano de 1973 Urgell, sin saberlo, había alzado -en aquella casa- el símbolo del cambio.

Related Posts